Tiempo de Noticias
Formosa, 13 de Diciembre de 2017
{SUPERDESTACADO}
    06-03-2017  |  Deportes
  |   652  |     

El Taekwondo será sólo para quienes estudien


La Confederación Argentina de Taekwondo resolvió exigir a sus atletas una constancia de estudio y los que terminen el secundario estarán obligados a estudiar alguna carrera en el nivel superior. La Federación del Deporte Universitario Argentino quiere extender la iniciativa a otras disciplinas.




Ignacio Gontán, bancario y presidente de la Confederación Argentina de Taekwondo (CAT), está decidido a defender su idea. Esa que dice que si los atletas obtienen un título terciario o universitario terminarán favoreciendo a todo el deporte argentino. Y está firme en su convicción el dirigente después de la firma de un convenio de cooperación entre la CAT y la Federación del Deporte Universitario Argentino (FeDUA) por el que se resolvió que todos los atletas que quieran integran la Selección argentina de taekwondo están obligados a estudiar una carrera luego de terminar el secundario. Asimismo se les exigirá a los deportistas la presentación anual de una constancia de estudio y las dos entidades ayudarán, asesorarán y guiarán a los atletas en los procesos de selección e inscripción en todas las carreras.

El olímpico Gabriel Taraburelli, quien guió a Sebastián Crismanich al oro olímpico, asegura que "con la firma de este convenio estamos cambiando la historia del taekwondo nacional".
Por su parte Emiliano Ojea, presidente de la FeDUA, destaca: "La intención es replicar esto con el resto de las federaciones deportivas y que estudiar y hacer deporte vayan de la mano en nuestro país, como vemos que ocurre en el resto del mundo cada vez que tenemos la chance de intercambiar experiencias con nuestros pares de Europa y Asia".

"Buscamos brindarles herramientas a los chicos para que en un futuro no se encuentren desencajados en la vida laboral", dice Gontán. "Hay quienes, por dedicarse al deporte desde jóvenes, abandonan sus estudios. Entonces las familias están agradecidas porque ellos no sólo terminan el secundario sino que además estudian una carrera universitaria o terciaria", continúa.

La iniciativa puede reflejarse en el ejemplo de la judoca Paula Pareto. Su bronce de Beijing 2008 y su oro de Río de Janeiro 2016 acompañan su título de médica. Ella no sólo se entrenó en los últimos años para llegar a la cima en su deporte sino que lo hizo estudiando medicina. "Ojalá que esta medida forje en el deporte en general una cultura de cambio", concreta Gontán.

"Yo deje todo por el taekwondo: mi provincia y mis estudios en el profesorado de Educación Física. Y hoy te aseguro que no hay nada certero con el deporte", dice Alexis Arnoldt, que el año pasado estuvo cerca de competir en los Juegos Olímpícos pero se quedó en la puerta para intentar emular la hazaña de Crismanich en Londres 2012. "No todos vamos a tener la suerte de Sebas luego de la vida deportiva. Siempre pienso en lo que vendrá después del deporte y esta herramienta que nos dan la FeDUA y el taekwondo es una manera de no vivir del pasado proyectando hacia una bolsa de trabajo cuando termine mi carrera deportiva", comparte.

Otra atleta también está feliz con la idea: es Paula Wegscheider, ganadora de medallas a nivel sudamericano y panamericano. "Soy licenciada y profesora de Educación Física. Me fue muy difícil entrenar ocho horas diarias y estudiar al mismo tiempo porque en la facultad sos uno más y los torneos te atrasan para terminar rindiendo libre o recursando", complementa. "Fue complicado, pero hoy los chicos tienen la suerte de que los horarios de entrenamientos son cómodos para estudiar y cursar y pueden hacer una materia por cuatrimestre si así lo desean", adhiere.

Martín Sio, bronce en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, comparte su experiencia. "Más allá del 100 por ciento que los taekwondistas deben dejar en el deporte, también deben dedicarse con esa intensidad a enriquecerse en los conocimientos. Hay una vida después de esto y gracias a Dios tenemos la posibilidad de vivir las dos vidas. Yo estudié abogacía, cursaba muchísimas horas y por lo menos tres por día le dedicaba a la lectura. El deporte te ayuda a ser disciplinado y ordenado y eso se complementa con el ejercicio de la mente", dice.

Finalmente Crismanich asegura: "Sería bueno que el taekwondo se unifique creando un sólo sistema en el que los atletas se vean beneficiados desde lo intelectual, lo psicológico y lo físico". Y recuerda que las universidades estadounidenses y mexicanas tienen acuerdos para favorecer el estudio de los atletas. "No todos corren la misma suerte que tuve yo y, por eso, que los chicos tengan esta posibilidad hace que estén listos para afrontar un plan B o C en caso de retirarse del deporte", exclama quien estudio Agronomía para trascender más allá del deporte.


NO HAY COMENTARIOS AUN.




  Los más leídos de mes





Tiempo de Noticias   |   © Copyright   |   info@tiempodenoticias.com.ar Hosting, Streaming y Desarrollo Web