Tiempo de Noticias
Formosa, 24 de Junio de 2017
{SUPERDESTACADO}
    03-08-2016  |  Nacionales
  |   353  |     
Presentación en la Casa Rosada ante sindicalistas.
Macri lanzó una cobertura de salud para los que no tienen obra social


Lo anunció en un acto. Según el Gobierno es para 15 millones de personas sin obra social y que hoy van al hospital público. Se hizo en el marco de un millonario reintegro a los gremios por $ 29.000 millones.




"Estoy muy contento de que estemos todos acá reunidos. El tema es central", arrancó Mauricio Macri su discurso en el Salón Blanco de la Casa Rosada, para remarcar las presencias en el acto. Entre referentes sindicales, gobernadores y buena parte de su Gabinete, el Presidente anunció una reforma del sistema de salud con el objetivo de alcanzar una "cobertura universal" y el reintegro de los casi 30 mil millones de pesos acumulados en el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), el punto más celebrado por los gremialistas. "Pagar las deudas es fácil, rápido, hacemos un cheque y vamos a pagar. Todo lo demás va a requerir trabajo", aseguró el jefe de Estado.
Durante los 12 minutos de discurso, Macri enumeró los cuatro ejes centrales del anuncio. Primero la creación de la "Cobertura Universal de Salud" que, según el Gobierno, incluirá a unas 15 millones de personas sin obra social que contarán con una credencial con su ficha médica e historia clínica y podrán acceder a descuentos en medicamentos. Luego pasó a los ocho mil millones de pesos destinados a "fortalecer el sistema de salud pública y nuestros queridos hospitales", con modificaciones al sistema para acelerar los pagos con un plazo máximo de 30 días. "Estamos acá comprometidos a empezar un nuevo proceso, un proceso histórico", dijo el Presidente. Funcionarios del Gobierno estimaron que a fin de mes se lanzará la convocatoria a los beneficiarios.
Enseguida Macri enunció lo que desde hacía años querían escuchar los sindicalistas y venían negociando con el Gobierno. En los últimos meses Mario Quintana -uno de los coordinadores del Gabinete-, Jorge Lemus -ministro de Salud- y Jorge Triaca -Trabajo- mantuvieron reuniones "de varias horas", según admitió un alto funcionario en privado, con José Luis Lingeri, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Antonio Caló y Gerardo Martínez, entre otros referentes gremiales. De los casi 30 mil millones de pesos acumulados en el FSR, las obras sociales recibirán 2.704 millones en efectivo; 4.500 millones serán destinados a crear un fondo para epidemias, campañas de prevención y reparar centros de salud; 14 mil millones serán colocados en bonos del Tesoro; y los ocho mil millones restantes irán a los hospitales, como ya había anunciado el Presidente.
En el final, con un guiño a Lingeri -Obras Sanitarias-, Macri insistió en presentar el pago de la deuda como parte de un objetivo más amplio: "José Luis, hemos hablado mucho de esto. Que este lugar de encuentro sea parte de algo mayor, que es un compromiso a mejorar el sistema de salud y a construir esa Argentina que soñamos". El Gobierno cumplió con el viejo reclamo de los sindicalistas en pleno debate de esos dirigentes sobre el nivel de confrontación que adoptará la CGT en su reunificación, prevista para el 22 de este mes. Con Hugo Moyano y Juan Carlos Schmid entre las ausencias más notorias, una veintena de gremialistas se sentaron a escuchar y aplaudir al Presidente en el Salón Blanco: Caló, Martínez, Carlos West Ocampo, Andrés Rodríguez, Omar Plaini, Víctor Santamaría y Gerónimo Venegas, además de Lingeri, entre otros.
El otro cambio anunciado, y pedido por las obras sociales, apuntará a facilitar el proceso para financiar la atención a personas con discapacidad. Y por último Macri anunció la creación de la Agencia Nacional de Evaluación en Tecnologías de Salud para evitar "el despilfarro, la pérdida de recursos, los sobreprecios", dijo.
En las primeras filas, del lado opuesto a los sindicalistas, se ubicaron los gobernadores que habían llegado tres horas antes para suscribir acuerdos y escuchar exposiciones de los ministros. La superposición de actividades no fue casual, y funcionarios del Gobierno pidieron a los mandatarios que también asistieran al acto, con el objetivo de que se interpretara como un apoyo a la gestión y fortalecer la imagen de gobernabilidad. "Fue una bueña señal, una muestra de que con diálogo se pueden resolver los problemas", dijo a Clarín uno de los funcionarios con mayor peso del Gabinete. Accedió una buena cantidad de mandatarios, con excepciones como las de Alicia Kirchner, Alberto Rodríguez Saá, Juan Manuel Urtubey y Gildo Insfrán, que se fueron antes. Miguel Lifschitz, Carlos Verna, Horacio Rodríguez Larreta y Mario Das Neves -por problemas de salud-, no habían ido.


NO HAY COMENTARIOS AUN.




  Los más leídos de mes





Tiempo de Noticias   |   © Copyright   |   info@tiempodenoticias.com.ar Hosting, Streaming y Desarrollo Web